En un mundo que cambia rápidamente y en el que la tecnología lo supera casi todo, no es de extrañar que las empresas que antes estaban «fuera de línea» pasen a estar «en línea». Hoy en día, carecer de una excelente presencia en Internet significa que su negocio no existe. En consecuencia, las organizaciones y empresas están prestando una enorme atención a los diseños de software informático, las interfaces de usuario y mucho más.

Las dos categorías principales de arquitectura de software son 1) Monolítica y 2) Microservicios. Es posible que hayas oído hablar de que los «microservicios» son superiores a los «monolíticos», sin embargo, ¿es realmente así? Averigüémoslo.

¿Qué es la arquitectura monolítica?

Antes de responder a la pregunta, vamos a averiguar qué significa realmente la palabra «monolítica». Se define como algo grande que se hace aún más grande con el tiempo. En términos de software, una arquitectura monolítica significa que todo, desde el manejo de las solicitudes HTTP hasta la ejecución de la lógica y la interacción con las bases de datos, todas las aplicaciones del lado del servidor se realizan en una sola plataforma. Al principio, los monolitos son sencillos de utilizar, sin embargo, con el tiempo, su tamaño aumenta, al igual que su complejidad.

¿Qué son los microservicios?

Los grupos de pequeñas unidades modulares agrupadas según sus códigos son microservicios. Como no están tan interconectados como los monolitos, pueden desplegarse o ejecutarse de forma independiente. Si una unidad necesita ser modificada, las demás permanecen inalteradas. Además, cada unidad se centra sólo en un tema a la vez.

Ahora que conoces las diferencias entre ambos, vamos a averiguar por qué la gente prefiere los microservicios a las arquitecturas monolíticas.

¿Por qué los microservicios y no la arquitectura monolítica?

A continuación se presentan algunas de las ventajas garantizadas del uso de microservicios:

  1. Facilidad para actualizar las características del software.
  2. Facilidad para ampliar la plataforma.
  3. Fácil de omitir o añadir nuevas características.
  4. Fácil de mantener y probar las funciones de la aplicación.
  5. Uso flexible del lenguaje de código y otras herramientas.

¿Qué arquitectura se adapta mejor a tu empresa?

Como has visto, tanto la arquitectura monolítica como la de microservicios tienen sus ventajas e inconvenientes. También es esencial comprender que las distintas etapas del desarrollo de la empresa requieren diversas formas de arquitectura, por lo que es posible que acabes utilizando ambas.

¿Dónde utilizar la arquitectura monolítica?

  • Empresas de nueva creación con proyectos pequeños y modelos sencillos.
  • Proyectos de corta duración.
  • Programas informáticos que no necesitan actualizaciones o modificaciones frecuentes.

¿Dónde utilizar los microservicios?

  • Software que requiera agilidad y un enfoque fluido hacia proyectos complejos con la ayuda de desarrolladores expertos y experimentados.
  • Software que comienza siendo pequeño, pero que planea expandirse y adquirir más funciones y funcionalidad con el tiempo.
  • Programas que están destinados a un proyecto a largo plazo.

Para aclarar las cosas, la mayoría de las organizaciones comienzan con monolitos por su simplicidad y facilidad de uso; sin embargo, con el tiempo, los monolitos ya no son tales; ¡se vuelven muy complicados y desordenados! Las organizaciones tienden entonces a cambiar a los microservicios para poner todo en su sitio, donde se puede controlar. Utilizar microservicios desde el principio tampoco es una gran elección, ya que la configuración inicial puede llevar más tiempo del que se piensa.

¿Cómo migrar de una arquitectura monolítica a microservicios?

Ahora que eres consciente de los desafíos que puedes enfrentar para continuar con una arquitectura monolítica y cómo los microservicios son una mejor opción, veamos cómo hacerlo. A continuación se enumeran algunas de las mejores prácticas a seguir para asegurar una transferencia exitosa de monolito a microservicios:

Cambios organizacionales

Cuando cambia el diseño del software, está modificando tanto la arquitectura del software como el patrón de trabajo de la empresa. A continuación se enumeran algunas cosas que debes hacer:

  • Construir metas y objetivos: Cuando se empieza con algo nuevo, es imprescindible establecer objetivos específicos, explícitos y comprensibles. Antes de crearlos, asegúrate de considerar cómo afectarán los cambios a tu equipo de trabajo actual y si debes crear nuevos flujos de trabajo para igualar las cosas. La planificación debe hacerse de acuerdo con todos los miembros. Contar con un sistema de respaldo y disponer de recursos valiosos hará que este cambio sea más fácil para todos.
  • Supervisar y medir los KPI: El uso de indicadores clave de rendimiento (KPI) para gestionar los microservicios garantizará una transferencia exitosa entre los dos tipos de arquitectura. Calcula cómo aumentar la frecuencia de implementación y anota qué cambios dan lugar a una implementación más rápida. Ayúdate de varias métricas o establece las tuyas propias para supervisar tus KPI.
  • Empezar con pocos módulos: Los microservicios incluyen una amplia gama de bases de código y módulos. Intentar conseguir y perfeccionar todo a la vez sería abrumador e incontrolable. Como consecuencia, la implementación se retrasará. Por lo tanto, para tener un camino rentable, empieza de a poco y concéntrate sólo en los factores críticos al principio.
  • Establecer equipos interfuncionales: Este equipo debe ser capaz de desarrollar, diseñar y construir operaciones sin necesidad de asistencia o ayuda de otras empresas. Dicho esto, se espera que este equipo cuente con desarrolladores con talento, operadores diligentes y empresarios profesionales. El equipo actuará como punto central entre los diferentes módulos de microservicios.
  • Olvídate de la estructura monolítica: Si basas tus módulos de microservicios en las propiedades monolíticas, no estás mejorando nada. Las bases de código deben mantenerse separadas. También es importante tener en cuenta que el monolito atenderá a los clientes hasta que los microservicios estén completamente implementados y probados. También se puede utilizar el método del «estrangulamiento», que significa que los microservicios irán superando poco a poco al monolito.

Cambios en la aplicación

Cuando empieces con la nueva arquitectura, ten en cuenta lo siguiente:

  • Instalar la capa anticorrupción: Esto asegura que su monolito y sus microservicios se mantengan separados incluso cuando la transmisión e interacción de datos están involucradas. La capa traduce principalmente la interfaz de programación de aplicaciones (API) del monolito a la API de los microservicios.
  • Agiliza tu construcción: Su proceso de construcción necesita que se eliminen todas las variables mágicas y las variables de entorno especiales. Esto se hace para entender su sistema de manera eficiente. Después de esto, corta las dependencias entre tus módulos monolíticos para elaborar una estrategia mejor.
  • Utiliza un software de desarrollo de aplicaciones y herramientas de monitorización: Para mirar a través de las bases de datos y las colas de mensajes, se pueden utilizar aplicaciones que ayuden a los desarrolladores a promulgar sus ideas. Un software popular, Docker, puede ser una gran elección. Las herramientas de monitorización deben ser concebidas para mantener métricas similares para una comparación justa del rendimiento.
  • Implementar: Para saber cómo reaccionarían tus microservicios ante diferentes formas de datos, contacta con proveedores de alojamiento en Internet como GitHub.
  • Observar: Comprueba las tasas de error y averigua los entornos que las causan. A continuación, puedes eliminarlos y solicitar las cargas de datos, las versiones de despliegue y las variables locales.

Hay numerosas formas de conseguir que los microservicios funcionen en tu organización. Con las nuevas ideas vienen grandes retos, por lo que se debe pensar en el fracaso como una forma de mejorar. No obstante, con la determinación y la planificación correctas, su ruta de migración de una arquitectura monolítica a los microservicios tiene el éxito garantizado.

Estaremos encantados de asesorarle sobre la mejor arquitectura para sus sistemas y aplicaciones empresariales, incluida la migración de sistemas monolíticos a microservicios. Póngase en contacto con uno de nuestros expertos para una sesión de consultoría sin costo.