El mundo en el que vivimos ha cambiado mucho. Atrás quedaron los días en los que necesitábamos ir a una tienda física y estar físicamente frente al artículo u objeto que queríamos comprar para poder adquirirlo.

Ahora, podemos comprar lo que queramos y nos guste desde la comodidad de nuestra casa y con sólo unos clics o toques en nuestro dispositivo.

Efectivamente, ha llegado la era de las compras por comercio electrónico. Y nos guste o no, va a cambiar nuestra forma de ver los negocios. Los empresarios deben adaptarse a los nuevos tiempos para garantizar el éxito y la rentabilidad del negocio a largo plazo.

Una buena forma de hacerlo es contar con una aplicación móvil para tu tienda de comercio electrónico.

En este artículo, vamos a hablar de la importancia de tener una aplicación móvil junto con los diferentes pros y contras que puedes esperar de tener una.

Comodidad

Lo mejor que podemos sacar de tener una aplicación móvil para tu tienda de comercio electrónico es el hecho de que es lo más conveniente.

Todos sabemos que hoy en día todo el mundo tiene ya su propio dispositivo móvil conectado a Internet.

Y utilizan estos teléfonos y tabletas para hacer compras en línea. Incluso hacen esto en cualquier lugar y en cualquier momento, ya sea dentro de sus casas, en el trabajo, en la escuela, o incluso si están caminando en las calles.

Esto demuestra claramente que tener su propia aplicación móvil para su tienda de comercio electrónico hace que sea más conveniente para sus clientes porque pueden encontrar fácilmente lo que quieren comprar de una manera más fácil.

Esto conduce directamente a una mayor satisfacción del cliente, que es justo lo que necesitan las empresas para sobrevivir.

A muchos consumidores también les resulta más fácil hacer compras en línea si hay una aplicación móvil dedicada a la plataforma o tienda en la que están comprando.

Esto es mucho mejor que limitarse a utilizar una página web y navegar por ella a través de un navegador. El nivel de velocidad, calidad y experiencia en general es mucho mejor. La velocidad de las transacciones también es mayor con una aplicación móvil dedicada.

Competitividad

Otra cosa buena de tener una aplicación móvil para tu comercio electrónico es que hace que tu negocio sea más competitivo en comparación con otras marcas.

Tener una aplicación móvil aumenta las posibilidades de que el consumidor compre tus ofertas en lugar de las ofertas de tu competidor que sólo tiene un sitio web en lugar de una aplicación móvil.

Ya hay muchas grandes marcas que están en este espacio donde las aplicaciones móviles se están convirtiendo en la cara de su marca. Esto significa que lo mejor es que te sumerjas en esta tendencia lo antes posible para que sea más fácil ganar el interés de la gente.

Mayor tasa de conversión

Otro aspecto interesante de las aplicaciones móviles dedicadas al comercio electrónico son las mayores tasas de conversión.

Muchos informes ya han confirmado que los consumidores son más proclives a ver los productos en las aplicaciones móviles en lugar de en el navegador web más común.

Las posibilidades de que añadan más productos a sus carritos también son mayores en las aplicaciones móviles en comparación con los navegadores web. Este es un hecho muy importante que debe tener en cuenta porque de él depende la rentabilidad a largo plazo.

Tiempo de respuesta

Muchos visitantes del sitio tienen un problema cuando se trata del tiempo de respuesta. De hecho, suelen preocuparse por si el sitio es lo suficientemente rápido como para dar cabida a sus compras u opciones de compra.

El tiempo habitual que se requiere para que las aplicaciones terminen una actividad específica es muy inferior y mucho más rápido en comparación con un sitio web ordinario.

Las aplicaciones móviles simplemente almacenan todos los datos y la información en el teléfono móvil o el dispositivo que está accediendo a él en lugar de un sitio web que almacena todos los datos en un servidor centralizado proporcionado por su anfitrión web.

Esto es lo principal que hace que las aplicaciones móviles sean mejores que los navegadores web a la hora de hablar de su tiempo de respuesta.

Además, hay que tener en cuenta que los tiempos de carga son una parte crucial de la experiencia de compra, ya que hay muchas posibilidades de que los consumidores abandonen la tienda de comercio electrónico si la aplicación tarda en desplegar los productos o en terminar la transacción del proceso de compra.

Las aplicaciones también recuperan los datos mucho más rápido en comparación con los navegadores. Las aplicaciones móviles incluso sólo cargan los elementos principales de las necesidades del cliente, haciendo que toda la experiencia de compra sea mejor.

Mejor marketing

Los consumidores son ahora más propensos a hacer clic en las notificaciones push y llegar a sus aplicaciones móviles más fácil en comparación con los sitios web.

Muchos informes también confirman que la mayoría de los usuarios hacen clic en las notificaciones push, mientras que el número de personas que abren los correos electrónicos está disminuyendo.

Esto significa que tendrás una campaña de marketing más eficiente y exitosa si te centras en crear notificaciones push agresivas pero no intrusivas que dirijan a los usuarios a tu aplicación móvil.

Lo que sucede con una notificación push es que aparece en la pantalla de inicio de un dispositivo móvil y todo lo que tienen que hacer es hacer clic o tocar en ella y son conducidos directamente a la aplicación móvil.

Compáralo con los correos electrónicos, en los que la mayoría de la gente ya no se molesta en abrirlos y leer todo el material promocional. Tener una aplicación móvil propia que envíe notificaciones push es el camino a seguir.

Compras personalizadas

compra en línea con celular

Tener una aplicación móvil para tu ecommerce crea una experiencia de compra más personalizada porque el usuario puede editar los ajustes según sus propias preferencias.

Los clientes pueden incluso hacer un seguimiento de sus compras, de su historial de compras y hasta elegir el tipo de productos que aparecen en el «newsfeed» de su app y en la pantalla de inicio.
Los patrones de navegación también son rastreados por la aplicación, que muestra los artículos y productos que tienen una mayor probabilidad de ser comprados por el consumidor individual que utiliza el dispositivo.

Esto se hace con la ayuda de las cookies. Compara todo esto con el uso de un sitio web en el que el consumidor puede no haber iniciado sesión y verás lo conveniente que es tener una app.

Conclusión

En conclusión, puedes ver claramente lo importante que es tener una aplicación móvil para tu negocio de comercio electrónico. No sólo garantiza una alta rentabilidad, sino que también mejora la experiencia de compra en línea, lo que ayuda a retener a los clientes a largo plazo.

Solicita un assesment gratuito

Sharing is caring!

Aprende más del panorama actual del comercio electrónico descargando el eBook gratuito
"Estadísticas globales de e-Commerce 2022"